Saturday, September 28, 2013

Piedras que brillan

Si no fuera escéptica citaría la famosa frase de la Biblia: "Los caminos del Señor son inescrutables". Mas ciertamente los caminos de la "Vida" son "insospechables". Un día estás centrada en escribir como si tu vida dependiera de ello y al siguiente estás ilusionada con el boceto de una decoración ¿"sitgesfestivaleña"?
Al poco tiempo me ha salido la oportunidad de cumplir una de mis "aspiraciones" (sí, lo sé, tengo muchas) así que también estoy en ello: un guion cinematográfico. En cierto sentido es más fácil que escribir una novela, pero como es una colaboración hay un horario para escribir. Después hay que buscar permisos, localizaciones, actores, patrocinadores, grabar cuando todo el mundo pueda,... Por un lado es fácil y por el otro no difícil, sino entretenido. Tengo grandes expectativas sobre este proyecto ^^
Pero bueno, algunos os preguntaréis a qué venía el título de este artículo. Y es que a veces te tropiezas con una piedra así, de repente, y si te agachas a recogerla te puedes llevar una agradable sorpresa. Me considero una persona que dice "sí" fácilmente a muchos tipos de favores. Leer, corregir, hacer algo en el PC o algo que sea manual (trabajillos lejos del mundo virtual jeje). No me importa perder unas cuantas horas en otros porque si hay algo en lo que creo es en el karma. Así que hago cosas por otros no para recibir recompensa, sino para que esas buenas acciones vuelvan a mí de otra forma (a menudo, las más inesperadas). Dicho esto, tengo dos novelas amateur por leer, una que está en mis manos y otra que no. En el hipotético caso de que consideremos que esas dos novelas son piedras y finjamos que me he agachado a buscarlas (en realidad, me las ofrecieron y dije "claro, la leo y te doy mi opinión, pero seré crítica"). Bueno, pues ahora estoy leyendo una de esas piedras, así, sin pulir, y creo que ya puedo ver el brillo que hay debajo de la mediocridad y la narración por hobby. "Viaje de ida y vuelta", en su momento, será una gran novela que todos acabaremos leyendo en un momento u otro.